Amaneceres de trigo

Otro poema un poco más tarde de la cuenta, en mi defensa diré que lo he escrito esta misma mañana para no tener que tirar de archivo ni publicar una chorrada. Espero que os guste y que el retraso haya valido por tanto la pena. (1 página)

Amaneceres de trigo

Cuando haya amaneceres de trigo
Y nos conteste con luz escarlata el mar
Cuando nos acompañe incluso en la ciudad el canto del mirlo
Será el momento de abrir los ojos y soñar

Mientras tanto,
Luz de humo y tubo de escape,
Aire de noches sin luna,
Tiempos de silencio exasperante
Y mirada soez y taciturna.
Mas con el cantar del gorrión al filo del ocaso.

Lluvia de sangre anodina,
Sangre de esperanzas,
Sangre de vida,
Sangre de ilusión abandonada
Lloviendo sobre la ciudad dormida.

Mira Caronte al fondo de la laguna
Y derrama una lágrima afónica,
Una lágrima pesada como el clavo en la sepultura
Mientras contempla las hondas con su hierática sonrisa histriónica.

Sueña con los ojos cerrados,
Sueña hacia dentro y sin pretensiones,
Sueña dormido, ajeno a los engaños
La corrupción, y las altaneras pretensiones.

Cuando haya amaneceres de trigo
Y nos conteste con luz escarlata el mar
Significará que ya te has ido
Y puedes con los muertos abrir los ojos y soñar.

(30/05/11)


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *