Autopsia de “Una ventana al paraíso”

Aquí estamos, de nuevo algo tarde, lo admito, pero dentro del día, que al parecer se ha convertido en la última frontera en la actualización de este blog. De todas formas espero que sigáis disfrutando con él, y prometo intentar volver a mi seria rigurosidad de siempre. (1 página)

Historia: La historia tras este poema es, como deben de ser este tipo de historias, breve, y ligeramente pornográfica. Estaba yo sentado junto a la que entonces era mi futura novia, también conocida como Madreselva, cuando la princesa sin flor pasó junto a ambos, llevando una camiseta bastante holgada. A través de una de sus mangas se podía apreciar su pecho, cubierto por un sujetador que no entraré a describir pero que recuerdo (con corazoncitos muy monos). La escena fue preciosa, excepto quizás para Madreselva, que nunca tragó a la princesa sin flor por una larga historia que no viene al caso, así que escribí un poema.

Nacimiento: Me impresiona retrospectivamente (sé que la expresión no tiene mucho sentido pero quedaba pedante y resultona) lo dulce del tono del poema, teniendo en cuenta que es una oda a la teta descubierta. Sobre cómo fue escrito no hay demasiado que contar, es la clásica escena de clase con la chica, el poeta, y la otra chica, esta con mirada homicida, al lado del poeta. Un poema dulce para una mujer por la que sentía y siento más cariño del que sería prudente reconocer.

Curiosidades: Sé que en este poema estaba en clase de catalán en el último curso de segundo de bachillerato (Eso también es largo de contar) porque la higuera en el jardín de Atenea, al menos por el momento, es el símbolo del profesor que entonces tuve, poeta también, y de las pocos profesores de catalán a los que recuerdo con alguna simpatía.

Por si alguien está buscando a Madreselva en el poema, que lo deje, sé que estaba conmigo porque se sentó a mi lado en todas las clases durante todo el curso, con la única excepción de historia del arte.

Y hasta aquí la autopsia, siento que la riqueza de detalles biográficos no es tanta como quizás sería deseable, pero al menos por el momento prefiero no airear mi vida más de lo imprescindible por ese enorme mundo que es Internet.


Comentarios

Autopsia de “Una ventana al paraíso” — 4 comentarios

  1. WordPress › Error

    El sitio está experimentando dificultades técnicas.