Autopsia de “Versos sobre el acero”

Curiosidades: Caracterizar a un personaje que tiene alguna característica que difiere diametralmente de las propias puede probarse un ejercicio considerablemente complejo. Aún cuando no soy un completo extraño en el mundo de la ingeniería, si no más bien un vouyeur que se asoma de tanto en cuanto a través de la ventana que es mi crítico, los conceptos concretos y sobre todo la parte matemática del relato me resultó estimulantemente arduo. En resumen, gracias por la ayuda a mi crítico.

El hecho de que la camarera esté tan poco caracterizada se debe a mi horrible memoria. Esta pretende ser el retrato de una camarera de la cafetería a la que suelo ir tanto con la leona como con mi crítico. El único inconveniente era que no recordaba a la chica en cuestión con la suficiente claridad como para hacer una descripción congruente, de modo que opté simple y llanamente por no caracterizarla, al menos por el momento.

Cualquiera que me conozca un poco, o que haya estado desayunando conmigo en una cafetería sabe que la imagen de la camarera comiendo una pasta y llenándose de migas no es si no la mía propia. Eso sin hablar del azúcar glass.

Los cálculos del coche son para un SEAT Ibiza hiendo a unos 20 kilómetros por hora, la velocidad está redondeada un poco a la baja porque 20 kilómetros por hora son 5,5 período. El peso también varía ligeramente según el submodelo, pero el que encontré pesaba 1119 kilos.

El acero con un 1,6% de carbono no es casual, es el acero favorito de mi crítico debido a su gran ductilidad y resistencia a la fatiga.

El olor a frutos del bosque viene de que justo el día que escribí el relato (el lunes) descubrí en la alacena de mi cocina un bote con té de frutos del bosque, no en bolsitas, si no así todo suelto, que huele muy, muy bien, y es el primer té que me gusta. Puestos a elegir un olor, aquel lo tenía a mano y me vino bien.

Por último, el relato debía de ser un texto inconexo pero se ha acabado por convertir en la primera parte de una historia, el olor que mencioné hace un momento no es casual en esta pequeña ficción, y no tengo ni la más remota idea de cuanto me durará la trama, pero por el momento hay al menos otro relato corto en camino.

Espero que hayáis disfrutado con este making of (que decir las cosas en inglés da como más categoría) y por el momento esto es todo.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *