Entre cenizas y flores de mayo

Sé que esto llega con más retraso que la regla de una embarazada, pero aún con todo no podía dejar pasar San Yo sin dedicarle un poema a mi pareja, una mujer dulce y apasionada y, sobre todo, capaz de aguantarme a lo largo de los años (único caso hasta la fecha) El tono es, como dirían los ingleses, algo más azul de lo que se podría esperar en un poema de amor, pero todo el mundo sabe que no soy demasiado acaramelado. Espero que os guste, en palabras de mi crítico “Transmite esa energía que brilla por su ausencia en tu obra ¿Por qué coño no escribes siempre así?” Y sin más dilación, el poema de San Jordi con un beso a la mujer a la que se lo dedico, un saludo a los lectores y la entradilla más larga de la historia.

Entre cenizas y flores de mayo

Me gustaría hablarte de la eternidad
Del fin del tiempo y los amores que burlan la muerte,
Me gustaría hablarte de añoranza y fatalidad
Y del agónico miedo por la idea de perderte.

Me gustaría hablar de dragones
De princesas y metáforas manidas
De juglares y de trovadores
Y de estrellas que ensimismadas brillan.

Me gustaría contarte cuentos
Y que soñaras con realidades alternativas,
Con otras realidades y con parajes de ensueño.

Pero no puedo…

Pues no quedan entre las cenizas y las flores de mayo
Más que de los príncipes los brutos
De los lirios y los mirlos los caminos asfaltados
Y del amor el oropel, cortejo recargado simple y burdo.

Aunque al mirar al suelo
Se arremolinen las flores
Y al mirar al cielo
Vuelen aves de mil colores.

Nada queda de los cuentos
De los cantares… las fantasías,
Nada de los bucólicos sonetos
Ni de las románticas elegías.

Y sin embargo perdido en la cadencia de los días
Pausada y serena, agua que fluye entre mareas
Casi veo el destello de las ilusiones perdidas
Reflejado en tu nívea tez, en tu mirar de niña buena
Y en el fuego de las noches de pasión henchidas.

Eres, amor, la flor que crece en la tierra muerta
La flor desafiante y segura, regia y obstinada
Que se alza sobre las cenizas de los príncipes y las princesas
Sobre las mentiras de la infancia y sobre las palabras
Prueba de que más allá de los cuentos, de las fábulas y las leyendas
Queda quien mire con ojos de mujer inocente, de mujer enamorada.

Aún a pesar del tiempo y las tormentas….

(23/04/12)

Be Sociable, Share!

Comentarios

Entre cenizas y flores de mayo — 7 comentarios