Oda a un origen, añoranza

Otro poema con una temática parecida al anterior, publicaré una autopsia combinada de ambos tan pronto como me sea posible, lo cierto es que no he publicado una del anterior porque había muy poco que decir. Este poema es algo menos duro que el anterior pero quizás también algo más apasionado. Lo escribí ayer a la una de la mañana sin tenerlo en absoluto previsto. Espero que os guste (1 página)

Oda a un origen, añoranza

Brillan los cuchillos
Envueltos en una sombra de misterio,
Brillan como las pupilas de un chiquillo
Que contempla en un espejo el adulterio.

La luna cierra los ojos,
Fulgen los cuchillos bajo el sol,
Luces de verano silencioso
Y desconocidos que fornican al son de una canción.

Simple monotonía de luz escarlata
Y besos afutrados en los portales
Mientras se templa adusta el alma
En el crisol de las verdades.

Pero hoy fulgen los cuchillos
Que no las hoces, no los martillos,
No hay hoy águilas imperiales ni cruces de tipo alguno,
Hoy fulge el cuchillo primitivo
Al son de un impulso instintivo.

Nada queda de la luna y sus engaños,
Nada del romanticismo, nada de las pueriles pasiones,
Nada del corazón sino la sangre para alimentarnos,
Nada de la mente sino las mecánicas acciones.

Pues hoy fulgen los chuchillos
Fuego de impío sol y un rumor pagano,
Olor a carne quemada,
Y en la distancia la ignorante risa de los niños
Que juegan inocentes sin embargo
Bajo una mirada protectora, y otra degenerada.

Envueltas en una sombra de misterio
Recuerdo compartidas perversiones,
Sombras y figuras como vapores arsénicos
Abrasando en metáfora incandescente
Un patético ser que se bate en convulsiones.

Te vas y te añoro,
Aún con tus garras en mi piel marcadas,
Te vas y te añoro,
Huellas de sudor sobre las sábanas,
Te vas y te añoro,
Provocación secreta tras las miradas,
Te vas y te añoro,
Reflejo de amor sobre la piel de plata,
Te vas, y me quedo solo.

Sin embargo hoy fulgen los cuchillos
Horadando la carne palpitante,
Los besos esculpidos en afecto otrora
Y las pretéritas caricias de amor,
Hoy fulgen los cuchillos
Reflejando la luz del sol,
Luz del sol que suspira anhelante
Por una luna que olvida, perdona y se evapora.

(25/07/11)


Comentarios

Oda a un origen, añoranza — 2 comentarios