Suena un blues antiguo

Este poema, ya algo antiguo, lo escribí hace ya algún tiempo por motivos que no alcanzo a recordar con total claridad, en todo caso espero que os resulte agradable. Tened un buen fin de semana. (1 Página)

Suena un blues antiguo

Lloviznaba tenuemente
Fuera…lejos, desde el cielo,
Sobre mi cabeza
Mil toneladas de hormigón y acero dormitaban lánguidamente
Sin la más ínfima grandeza.

Apenas hay corriente,
Ni silencio, ni luz solar,
Sólo una tibia canción, ritmo de lágrima,
Como la rosa tras la campana de cristal.
Un murmullo bajo el graznar de la gente.

Se tritura café tostado
Mientras unos van, otros vienen,
Quirúrgica luz de metacrilato
Hirviendo estériles las sienes.

Todo era nuevo sin embargo
Menos el alma,
Taburetes, mesas, acabados
Pero no el alma anciana,
Clientela, estilos, muros acristalados
Pero no el alma en lacerada.

Y es que sonaba una de aquellas canciones
Con voz de mujer abandonada,
Acordes lentos, resignación risible
Y una composición arquitrabada.

Era todo nuevo salvo el alma.

Notas de blues esculpidas en la mesonera
En sus treinta, trinar en los ojos
Carnes ya cansadas, sonrisa sincera
Y un matiz de amor blandido con arrojo.

Era todo nuevo salvo el alma.

Así sencillamente,
Una mujer sencilla, una canción trivial,
Sirven de tibia revelación, verdad magnánima
Como la rosa tras la campana de cristal.
Un murmullo bajo el graznar de la gente.

(09/12/10)


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *